MOLO te ofrece un servicio de movilidad por suscripción todo incluido. Pagando una cuota fija mensual, puedes usar una moto 100% eléctrica y equivalente a una 125 cc cuando quieras y sin ataduras. Es decir que no tienes que pagar un seguro, alquilar aparcamiento, etc. Solo usas la moto cuando la necesites.